OMS alerta que obesidad, hipertensión y diabetes ya son un problema mundial

Ingresado el 17 mayo, 2012 | Por mcabrera
  • Informe con datos de 194 países mostró que uno de cada 10 adultos en el mundo tiene diabetes y uno de cada tres, hipertensión.
  • Obesidad se duplicó en todo el planeta desde 1980. América posee el índice más alto (27%) contra el 3% del sudeste asiático.
  • Los hombres chilenos son los más hipertensos de Sudamérica. Las chilenas, las segundas más obesas después de las venezolanas.

Malas noticias entregaron las Estadísticas Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud 2012. La hipertensión, la diabetes y la obesidad no sólo aumentaron su incidencia en los 194 países estudiados, sino que se convirtieron en males planetarios y ya no sólo de países desarrollados.

De acuerdo al análisis, uno de cada tres adultos en todo el mundo tiene hipertensión, una condición responsable de casi la mitad de todas las muertes por accidentes cerebrovasculares y enfermedad cardíaca. A ese dato se suma que uno de cada 10 adultos tiene diabetes. “Este informe es una prueba más del aumento dramático en las condiciones que activan enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas, en particular en los países de bajos y medianos ingresos. En algunos países africanos, la mitad de la población adulta tiene presión arterial alta”, dijo Margaret Chan, directora general de la OMS.

Esta es la primera vez que un informe de la OMS incorpora datos sobre hipertensión e hiperglucemia. Respecto de presión arterial, el informe destaca que si bien en los países desarrollados se han reducido los niveles de hipertensión gracias a un diagnóstico generalizado y medicamentos específicos a precios más bajos, en los países más pobres está aumentando la cantidad de personas afectadas. Se estima que en Africa, hasta el 50% de la población adulta tiene hipertensión y la mayoría ni siquiera tiene ese diagnóstico.

La hiperglucemia -cantidad de glucosa o azúcar en la sangre medida en ayunas- fue otro de los índices que se incorporaron en esta edición del informe. Este es el principal índice para determinar la diabetes, que si no se trata, puede llevar a enfermedades cardiovasculares, ceguera e insuficiencia renal. Según la media mundial, un 10% de la población tiene esta condición, pero en algunos países insulares del Pacífico, como Trinidad y Tobago y Samoa, la cifra sube a un tercio de la población.

La obesidad es otro de los índices que está alto. Cada año mueren 2,8 millones de personas por causas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad (ataques coronarios, cerebrales, diabetes y algunos cánceres). La cifra se explica por el crecimiento que ha tenido la obesidad en el mundo. Si en 1980 el 5% de los hombres y el 8% de las mujeres eran obesos, en 2008 se llegó al 10% en hombres y 14% en mujeres, esto es, más de 500 millones de personas.

Chile, mal en la región

Chile y sus vecinos tampoco lo hacen bien. De hecho, en materia de obesidad, nuestro continente es el que más personas con sobrepeso (62%) y obesidad (26%) registra en el mundo. En comparación, en el sudeste asiático el sobrepeso llega al 14% y la obesidad al 3%. Chile aparece como el segundo país de Sudamérica con más mujeres obesas (33,6%) tras Venezuela (34,8%), y el tercero en hombres (24,5%), luego de Argentina (27,4%) y Venezuela (26,6%).

Roberto del Aguila, consultor en Epidemiología de la OPS/OMS en Chile, dice que tanto en nuestro país como en el continente, los altos niveles de obesidad se explican por el mal estilo de vida: mala alimentación (muy calórica) y poca actividad física.

Respecto de los bajos niveles de diabetes de países como Perú y Colombia, Del Aguila dijo que -en general- la población andina tiene menos posibilidades de hacer hiperglucemia y también hipertensión. “Hay una mezcla de factores genéticos, nutricionales y actividad física. Además de una mayor cantidad de población que vive en la altura”, dijo. “Sin embargo, si tomamos los índices de las grandes ciudades, como Santiago, Buenos Aires, Lima, La Paz y Quito, veremos que los promedios para estos índices son altos, porque depende del estilo de vida de sus habitantes”, indicó. No por nada, los hombres chilenos son los más hipertensos de la región y los con mayor hiperglicemia.

Todas estas cifras preocupan a la OPS. Por esta razón, durante la próxima reunión de las Américas, que realizará en septiembre para analizar las enfermedades no transmisibles, se planteará un nuevo plan de cara al 2020 para reducir estos índices. La idea es incorporar recomendaciones regionales respecto de la sal, el azúcar y las grasas en los alimentos y también de actividad física. “Necesitamos regulaciones más allá de lo local o nacional”, adelantó este experto.

por Cecilia Yáñez, Diario La Tercera

Comparte:

Noticias Relacionadas:



EVS en Twitter

    » Síguenos en twitter