Un Almuerzo Saludable en Verano

Ingresado el 27 diciembre, 2011 | Por Elige Vivir Sano

En qué proporciones se deben comer los alimentos para una dieta óptima que permita estar saludable y con energía, es una duda común. Conozca la combinación ideal. Hace poco el Harvard School of Publics Health creó un plato de comida saludable con la cantidad y variedad de alimentos y bebestibles que hay que considerar diariamente. Además, destaca que la alimentación sana debe ir de la mano con la actividad física.

La nutricionista Patricia Rodríguez, complementa esta propuesta con la visión del Programa para Sobrepeso y Obesidad en Adultos “Vivir Liviano” de Clínica Alemana y propone un plato de almuerzo saludable para este verano.

ALIÑOS

Se recomienda preparar un aliño en base a aceite de oliva o canola, que no contenga más de dos cucharaditas de éste. Mezclar con alguna de estas opciones: limón, aceto balsámico, yogurt natural, soya o hierbas. Es mejor usar aceite que mayonesa para aliñar.

VEGETALES

Todas las verduras son muy saludables. Lo ideal es mezclar las verdes con las de colores, porque aportan diferentes vitaminas y minerales. Hay que tener en cuenta que el choclo, habas y arvejas no son verduras, son legumbres frescas que aportan más carbohidratos.

FRUTAS

Hay que aprovechar la variedad de frutas del verano y consumirlas todas, pero cuidando la cantidad. Lo recomendable es comer hasta tres porciones (3 taza) de frutas al día.

AGUA

Lo mejor y más saludable es tomar agua. También se puede optar por jugos o bebidas light. Es importante recalcar que el jugo natural o la leche aportan calorías y lo recomendable es NO “alimentar la sed”. Después de almuerzo se puede tomar café o agua de hierbas, pero sin azúcar o con endulzante.

GRANOS

Es mejor optar por cereales como arroz y pastas integrales, pero esto no significa que se deba eliminar el arroz blanco de la dieta. El pan se puede ocupar en algunas ocasiones en reemplazo del arroz, pastas o papas. En lo posible, este debe ser integral.

PROTEÍNAS

Hay que privilegiar el consumo de pescados, mariscos, carne de pollo y pavo desgrasada. Las carnes rojas magras se pueden consumir entre una y dos veces a la semana. Evitar embutidos o carnes procesadas.

Fuente: Clínica Alemana

Comparte:

Noticias Relacionadas:



EVS en Twitter

    » Síguenos en twitter