Nueva generación en plazas: verdaderos gimnasios al aire libre

Ingresado el 11 noviembre, 2011 | Por mcabrera

Ya no hay que pagar una mensualidad para acceder a los beneficios de un gimnasio. Máquinas como trotadoras, bicicletas elípticas y pesas, son ahora privilegio de muchos. Entre medio de árboles y juegos, cada vez más comunidades disfrutan del deporte al aire libre.

DIVERSIÓN PARA TODOS

Los gimnasios al aire libre son la evolución de los juegos infantiles que tradicionalmente se ofrecen en este tipo de espacios. Las plazas son una parte fundamental de cualquier barrio. En todas las comunas se repite el cuadro: unos niños jugando en el medio, algunas bancas con abuelitos aprovechando la sombra y un par de perros que revolotean por los alrededores. En definitiva, unas con más árboles y juegos que otras, las plazas son un lugar de encuentro y distracción.

En la actualidad, estos espacios han evolucionado para dar paso a un intrincado sistema de relaciones, en donde divertirse en torno al deporte familiar es el plus. En ese contexto, se han convertido en verdaderos gimnasios al aire libre, para que jóvenes, amas de casa y personas de la tercera edad puedan hacer ejercicio cualquier día y a cualquier hora. El concepto no es nuevo. En ciudades como Shangai y Beijín, en China, hace más de 10 años vienen instaurando este modelo de plazas, como una política de Estado para hacer frente a una epidemia que cada día se hace más latente en la sociedad: la obesidad. En Chile, la idea llegó recién en 2007, de la mano de la empresa Plaza Activa. Cada una de estas plazas cuenta con un mobiliario de primer nivel, que incluye máquinas de ejercicios como trotadoras, levanta pesas y bicicletas elípticas.

Tal como en un gimnasio, la idea es armar un circuito completo de funciones aeróbicas, de flexibilidad, fuerza y elongación. Ya hay más de 100 plazas a lo largo del país con este concepto, y no se descarta que la idea se vaya expandiendo por más comunas del norte y del sur. “La intención es que la gente quiebre la indiferencia con los espacios públicos; porque aparte de los niños, el resto de los ciudadanos son meros espectadores y tienen una relación muy contemplativa con las plazas”, aclara el gerente comercial de Plaza Activa, Tomás Reyes.

UNIÓN A TRAVÉS DEL DEPORTE

Además de tener vecinos saludables, otra ventaja de contar con espacios dinámicos es que permite integrar a la comunidad y hacer a la gente más partícipe de lo que tiene la comuna. Después de todo, en estas plazas convergen todo tipo de personas, sin importar edad ni condición social. De eso saben bien en Cerro Navia. Ellos fueron los primeros en dar el ´vamos´ a esta idea y hoy ya cuentan con 12 plazas activas en la comuna. “La comunidad se une en torno a estos lugares, y la gente lo recibe de muy buena manera. Cuidan el mobiliario; el nivel de reposición y pérdida es casi nulo respecto a la implementación estándar”, comenta Celine Moreno, gerente de la corporación del deporte de Cerro Navia.

Asimismo, según los entendidos, este tipo de iniciativas es una buena herramienta para prevenir la delincuencia. “La comunidad defiende lo que tiene. Sale la abuela, el tío, y la dueña de casa a defender sus máquinas de los antisociales que las quieren dañar o robarse una pieza, porque las usan y las valoran”, asegura Tomás Reyes. A juicio del experto, con el paso del tiempo las personas toman conciencia de lo que tienen y lo aprecian como una manera de estar en contacto con el entorno, para mantenerse en forma y como un estilo de vida más sano. Incluso, logran cambiar sus hábitos.

“La señora que antes iba a dejar a su hijo al colegio y se volvía a ver tele a la casa, ahora lleva una pequeña toalla y aprovecha de hacer una rutina de ejercicios que la mantiene activa y más saludable”, indica el gerente comercial de Plaza Activa. Además de bajar de peso y sentirse más ágil, la misma señora se comienza a juntar con sus amigas del barrio para hacer ejercicio. En definitiva, se va generando un ambiente muy positivo. ¿Lo mejor de todo? Es gratis. “A la dueña de casa que vive en Cerro Navia le cuesta ir a un gimnasio pues se debe trasladar o porque no tiene la plata suficiente, por eso valora mucho este tipo de iniciativas”, indica Moreno.

Pero Cerro Navia no es la única. En la actualidad, también han instalado este modelo comunas como Calama, Coronel, Providencia, El Bosque, Isla de Maipo, La Pintana, Lo Prado, Melipilla, Quilicura, Quilpué, Quinta Normal, San Bernardo, San Joaquín, Viña del Mar y Puerto Montt. “Nosotros como sociedad tenemos que apuntar a ocupar los espacios de manera más humana, tener una ciudad con mayor accesibilidad al deporte y la recreación. La gente tiene que esperar más de las ciudades”, estima Tomás Reyes, de Plaza Activa.

En definitiva, crear espacios abiertos a todo público es fundamental para unir a la comunidad. Y qué mejor idea que hacerlo a través del deporte, que mueve masas y motiva a grandes y a chicos a mantenerse activos. Es de esperar que más comunas del país vean el potencial de este nuevo concepto en plazas, esas que ya dejaron de ser sólo para mirar.

Fuente: Portalinmobiliario

Fotografías: Plaza Activa

 

 

Comparte:

Noticias Relacionadas:



EVS en Twitter

    » Síguenos en twitter