Colaciones sanas y entretenidas para escolares

Ingresado el 6 abril, 2011 | Por Elige Vivir Sano

Lonchera usuario hdaniel en Flickr

Todos los días las mamás deben pensar en qué les envían a sus hijos para comer en la jornada escolar. “Una buena colación debe incorporar alimentos con bajo contenido de azúcar, de grasas saturadas y sodio, y ricos en calcio, vitaminas y minerales”, sintetiza Alejandra Gil, nutricionista de la Clínica UC San Carlos de Apoquindo.

Y no tiene por qué ser fome, apuntó el chef Carlo von Mühlenbrock a El Mercurio, mánager gastronómico de la misma clínica. “A los niños les gustan las cosas crocantes y divertidas. Por ejemplo, puedes usar el jugo de la betarraga para teñir unas almendras peladas o usar cúrcuma para dejar amarillo un huevo duro. Además de aportar más nutrientes, haces una colación divertida, que atrae la atención de los demás niños y tu hijo se siente cool comiendo sano”.

El chef también dio como idea que los padres de un curso puedan ponerse de acuerdo para enviarles colaciones parecidas a los niños, y no darles plata (poque se tientan comprando golosinas). “Esta tarea se facilita si se planifican de una vez las colaciones de toda la semana”, explicó.

¿Para qué sirve la colación?

Para aportar energía entre el desayuno y el almuerzo, por eso no debiese superar las 100 calorías para un preescolar; 150 para un niño de básica; y 200 para uno de media.
Otro dato clave es que “La colación debe ser una sola, independiente del número de recreos que tenga el niño“, dice la nutricionista Giselle Muñoz, de la Clínica Las Condes. Se puede comer la fruta en un recreo y el lácteo en el otro, pero nunca llevar doble porción, por más sanos que sean los componentes.

“Lo ideal es contemplar al menos dos días con fruta y medio sándwich o una barra de cereal el día en que tiene educación física”, recomienda Alejandra Gil.

[table "54" not found /]

Algunas recetas entretenidas

Ensalada de lentejas (107 calorías)

Cocer lentejas en un caldo de verduras. En un contenedor alto poner en capas: 2 cucharadas soperas de lentejas, 2 cucharadas de pepino en cubitos, 2 cucharadas de tomate picado, 1 torreja de jamón de pavo en cuadritos, 1 salchicha cocida y cortada como un pulpo.

En un envase aparte mezclar 1 cucharada sopera de ketchup y 1 de yogur blanco descremado. A la hora de colación, el niño vierte la salsa sobre la ensalada y bate la preparación antes de comerla.

Cubos de fruta y yogur (130 calorías)

Licuar tres duraznos grandes con cáscara y 1 taza de yogur blanco. Endulzar con sucralosa. Vertir el batido sobre una cubetera de hielo y congelar. Por la mañana, poner en un contenedor varias frambuesas, cubrir con yogurt descremado agregar tres cubos de fruta encima y adornar con pepitas de zapallo tostadas.

Barra de cereal casera (170 calorías)

Hacer una masa con 2 tazas de avena instantánea, 1 cucharada sopera de sucralosa, 1 taza de aceite de canola, 1 huevo, 1 cucaradita polvos de hornear y vainilla. Extender la mitad de la masa en una fuente rectangular. Licuar una taza de frambuesas con 200 gr de higos y 1 taza de agua hirviendo. Extender este relleno sobre la masa. Cubrir con el resto de la masa y hornear 15 minutos a 180°. Enfriar y cortar en 12 rectángulos.

Comparte:

Noticias Relacionadas:



EVS en Twitter

    » Síguenos en twitter